Misión y valores

Nuestra misión

La Maison d’Ariane tiene por misión acompañar a las mujeres y los niños víctimas de violencia doméstica en la recuperación del poder sobre sus vidas y abogar por la eliminación de esta problemática social. Nos comprometemos a actualizar nuestros servicios para que también puedan apoyar a la diversidad sexual y cultural, así como a las mujeres con movilidad reducida. Tenga en cuenta que todos nuestros servicios son confidenciales y gratuitos. No se requiere ningún procedimiento legal (civil, penal, extranjería, etc.) para acceder a nuestros servicios.

Nuestros valores

Los valores preconizados por la casa son un punto de referencia, un punto de anclaje en el centro de cada una de nuestras reflexiones, decisiones, acciones, pero sobre todo de nuestras intervenciones. Pretendemos compartirlas con las mujeres y los niños con los que tratamos e igualmente entre nosotros…
  • EL RESPETO : Tener consideración hacia sí mismo, hacia los demás y hacia el medio ambiente, tanto en nuestros gestos como en nuestras palabras.
  • LA SOLIDARIDAD : Hacer equipo: aliarse para ser más fuertes. La solidaridad apunta a la recuperación del poder colectivo.
  • LA LIBERTAD : De actuar, sentir y pensar según su voluntad sin verse obstaculizados por el poder de los demás.
  • LA IGUALDAD : Todos los hombres y mujeres son iguales y tienen los mismos derechos y obligaciones.
  • LA AUTENTICIDAD : QQue lo que se dice y lo que se hace esté de acuerdo con lo que se sabe, lo que se piensa y lo que se siente.

NUESTRA FILOSOFÍA DE INTERVENCIÓN: EL ENFOQUE FEMINISTA

Todas nuestras acciones, intervenciones, análisis y formas de gestión se inspiran en el enfoque feminista.
La intervención feminista en la violencia doméstica se basa en un conjunto de principios que guían nuestras intervenciones cotidianas. Consideramos que la violencia doméstica es un problema social y no individual que se deriva directamente de las relaciones históricamente desiguales entre hombres y mujeres.
En el centro de nuestra vida cotidiana, apoyamos la puesta en común de las situaciones vividas por las mujeres, la denuncia de la violencia sufrida y la toma de la palabra. Nuestras intervenciones, además de basarse en la aplicación de los principios feministas, se caracterizan por la ausencia de juicios de valor, la empatía y se traducen en la elaboración de relaciones igualitarias. En efecto, las trabajadoras, que apoyan a las mujeres y a los niños en La Maison d’Ariane, no se consideran «profesionales» sino mujeres militantes que acuden en ayuda de otras mujeres.

El principio último de la intervención feminista, el que se encuentra en el centro de todo lo que se hace, consiste en lo siguiente: « las mujeres recuperan el poder sobre su vida a través de la solidaridad entre las mujeres, las relaciones igualitarias y la defensa de sus derechos ». Para ello, nos aferramos a nuestros 3 principios « específicos » :
  • Que las mujeres y los niños no son responsables de la violencia vivida.
  • Que las mujeres tienen derecho a la autonomía, el respeto y la libertad.
  • Que las mujeres tienen el potencial y las habilidades para dirigir sus vidas y tomar decisiones que beneficien a sus intereses.
¡Las mujeres son las expertas en su propia vida! Sin embargo, puede ser tranquilizador sentirse acompañada o sostenida.
¡Cada pequeño cambio individual abre las puertas a grandes cambios sociales!